Skip to main content

El Alto Tribunal unifica el criterio y fija la indemnización para aquellos a los que le fue denegado de forma discriminatoria

El Tribunal Supremo (TS) ha fijado en 1.800 euros la indemnización a pagar a los hombres que hayan visto denegado el complemento por paternidad en la pensión de jubilación que les reconoció el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE).

La Sala de lo Social ha unificado doctrina a raíz del caso de un hombre de León al que el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) le denegó dicho complemento. El afectado recurrió hasta el punto de que los tribunales no solo le reconocieron ese plus en la pensión de jubilación sino también una indemnización de 600 euros por la negativa a incluírselo.

La Seguridad Social recurrió ante el Supremo alegando que había una contradicción entre la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla y León y una del TSJ valenciano emitida en 2022 donde se descartó indemnizar.

El precepto de la discordia

La Sala Cuarta admitió el recurso para dilucidar si el padre «tiene derecho a una indemnización por daños y perjuicios causados por la vulneración del derecho fundamental a no ser discriminado por razón de sexo» al denegársele el complemento reconocido en el artículo 60 de la Ley General de la Seguridad Social (LGSS), después de que el TJUE estableciera en su sentencia del 12 de diciembre de 2019 que negarlo suponía una discriminación por sexo contraria al derecho comunitario.

El citado precepto establece que «las mujeres que hayan tenido uno o más hijos o hijas y que sean beneficiarias de una pensión contributiva de jubilación, de incapacidad permanente o de viudedad, tendrán derecho a un complemento por cada hijo o hija, debido a la incidencia que, con carácter general, tiene la brecha de género en el importe de las pensiones contributivas de la Seguridad Social de las mujeres».

El TJUE declaró discriminatorio y contrario a la directiva europea de igualdad de trato que este complemento se diera únicamente a las madres, con exclusión de los padres que se encuentren en una situación comparable.

Fuente: LAS PROVINCIAS

Leave a Reply